Empoderamiento


Asumimos el empoderamiento como el incremento de las capacidades, derechos y oportunidades de las personas y actores sociales para controlar los recursos e influir en  las decisiones que afectan sus vidas. Los procesos de empoderamiento implican el incremento de las capacidades (conocimientos, habilidades, actitudes, autoestima) y activos de grupos e individuos con el objetivo de participar, negociar, influir y controlar aspectos que afectan su bienestar. En este sentido, consideramos que trabajar con un enfoque de empoderamiento implica incidir en dos niveles: en la transformación de la conciencia de las personas y grupos y en el control externo de los recursos.